Portada
Portada  English Deutsch

Andalucía
Málaga
Granada
Jaén
Córdoba
Cádiz
Huelva
Sevilla
Almería
Sierra Morena
 
     
Extremadura
Cáceres
Badajoz
 
     
C.Valenciana
Valencia
Alicante
Castellón
 
     
R. de Murcia
Murcia
 
     
Castilla-León
Valladolid
Burgos
Soria
Salamanca
Ávila
Palencia
León
Zamora
Segovia
 
     
Baleares
Islas Baleares
 
     
Aragón
Huesca
Zaragoza
Teruel
 
     
Cantabria
Cantabria
 
     
P. Asturias
Principado de Asturias
 
     
Galicia
La Coruña
Orense
Lugo
Pontevedra
 
     
La Rioja
Logroño
 
     
País Vasco / Euskadi
Vizcaya
Guipúzcoa
Álava
 
     
Navarra
Navarra
 
     
Cataluña
Gerona
Barcelona
Tarragona
Lérida
 
     
La Mancha
Cuenca
Ciudad Real
Albacete
Guadalajara
Toledo
 
     
C.A. Ceuta
Ceuta
 
     
C.A. Melilla
Melilla
 
     
Canarias
Tenerife
Gran Canaria
Fuerteventura
La Palma
 
     
C. de Madrid
Madrid
 
     
Andorra
Andorra
 
     

Córdoba aspira a ser Ciudad Europea de la Cultura en 2016

Patrimonio de la Humanidad

La ciudad de Córdoba inauguró el nuevo siglo con un desafío digno de su historia milenaria: convertirse en la Ciudad Europea de la Cultura en 2016. La ambiciosa continúa su curso y, a diez años de que el sueño pueda convertirse en realidad, el corazón del proyecto está más vivo que nunca. Y es que Córdoba, hogar común de árabes, cristianos y judíos en el pasado, quiere trasladar a Europa la idea de que el diálogo y la convivencia entre culturas es posible y que la cultura y la ciudad son dos agentes íntimamente relacionados en el desarrollo de las sociedades. Una premisa necesaria en un mundo globalizado y un continente cada vez más multicultural. Con este ‘leitmotiv’, la capital andaluza presume del apoyo de numerosos artistas e intelectuales, foros nacionales e internacionales y personalidades como el Príncipe de Asturias y el presidente de la Junta de Andalucía.

Córdoba, cuna de Lucano, Séneca, Averroes y Maimónides, saluda al río Guadalquivir desde las arcadas de la emblemática Mezquita. El Islam también está presente en Medina Azahara, residencia del Califato, y más íntimamente en los rincones y patios, en las fuentes escondidas. En su casco histórico resuenan los ecos de las calles y plazas de la judería, que tiene en la sinagoga su órgano vital. La herencia cristiana se deja sentir en el Alcázar de los Reyes Cristianos y en iglesias y conventos como el de San Jerónimo.

La naturaleza se respira en la ciudad, en sus jardines y puentes y en la privilegiada zona de la Sierra, muy próxima a la ciudad, situada a sus faldas.

Además, la capitalidad cultural de Córdoba también se sustenta en un importante entramado de la agentes sociales y equipamientos culturales. Archivos, bibliotecas, centros cívicos y museos trasladan la cultura a los ciudadanos, mientras asociaciones, fundaciones y empresas se suman al esfuerzo municipal, todos en la búsuqueda de la proclamación de la candidatura de Córdoba.

 

 
 
 
 

Copyright © 2006 Entropía Ediciones. Todos los derechos reservados. Aviso Legal