Portada
Portada  English Deutsch

Andalucía
Málaga
Granada
Jaén
Córdoba
Cádiz
Huelva
Sevilla
Almería
Sierra Morena
 
     
Extremadura
Cáceres
Badajoz
 
     
C.Valenciana
Valencia
Alicante
Castellón
 
     
R. de Murcia
Murcia
 
     
Castilla-León
Valladolid
Burgos
Soria
Salamanca
Ávila
Palencia
León
Zamora
Segovia
 
     
Baleares
Islas Baleares
 
     
Aragón
Huesca
Zaragoza
Teruel
 
     
Cantabria
Cantabria
 
     
P. Asturias
Principado de Asturias
 
     
Galicia
La Coruña
Orense
Lugo
Pontevedra
 
     
La Rioja
Logroño
 
     
País Vasco / Euskadi
Vizcaya
Guipúzcoa
Álava
 
     
Navarra
Navarra
 
     
Cataluña
Gerona
Barcelona
Tarragona
Lérida
 
     
La Mancha
Cuenca
Ciudad Real
Albacete
Guadalajara
Toledo
 
     
C.A. Ceuta
Ceuta
 
     
C.A. Melilla
Melilla
 
     
Canarias
Tenerife
Gran Canaria
Fuerteventura
La Palma
 
     
C. de Madrid
Madrid
 
     
Andorra
Andorra
 
     

Catedral de Santiago

Un monumento

El edificio actual comenzó a levantarse en 1075, tras ser arrasada en el s.IX una primitiva iglesia levantada sobre la que se cree es la tumba del Apóstol Santiago. El conjunto, que se concluyó hacia 1128, es de traza medieval, aunque ha recibido a lo largo del tiempo aportaciones renacentistas y barrocas. Dentro de su monumentalidad general, destacan sobre todo cada una de sus fachadas que con sus respectivas plazas conforman magníficos conjuntos arquitectónicos y artísticos: Obradoiro, Azabachería, Platerías, y especialmente, el Pórtico de la Gloria, obra cumbre de la escultura románica concluida por el maestro Mateo. Entre sus capillas, la mayor guarda el sepulcro del Apóstol, destino final de los peregrinos que acometen el Camino Santo a Santiago. A un lado de esta capilla se encuentra el célebre “Botafumeiro”, gran incensario del s.XIX. El Museo de la Catedral guarda además objetos de gran valor, como el coro románico, una valiosa colección de tapices, la cripta y el claustro del templo.

 

 
 
 
 

Copyright © 2006 Entropía Ediciones. Todos los derechos reservados. Aviso Legal